500 Millones perdidos por el hurto en navidad

La mayor afluencia de público y la presencia en sus lineales de productos de más valor ponen al comercio minorista en el punto de mira de los ladrones que suelen hacer su particular agosto durante la campaña de Navidad. La de este año, la quinta que el consumidor español vivirá desde que estallara la crisis, no iba a ser una excepción y su coste para el comercio de nuestro país podría ascender hasta los 473 millones de euros, según el estudio sobre el hurto en los comercios en Navidad 2012, realizado por el Centre for Retail Research en Nottingham, Reino Unido, con la ayuda de Checkpoint Systems.

Una cantidad que, según el documento, supondría hasta un 4 por ciento más que el año pasado. De esos 473 millones de euros de pérdidas desconocidas, el informe señala que más de la mitad (el 58,8 por ciento) corresponderá a hurtos ejecutados por personas externas a los comercios. Mientras, el 34,8 por ciento estará vinculado a hurtos internos, es decir de los propios trabajadores, y el 6,4 por ciento restante a errores administrativos y fraudes en la cadena de suministro.

Aún así, la pérdida desconocida que muy probablemente sufrirá el comercio minorista español será inferior a la que, según el informe, registrarán algunos de nuestros países vecinos como el Reino Unido, Francia, Alemania o Italia. De todos ellos, Reino Unido se llevará la peor parte al prever hurtos por valor de más de 1.200 millones de euros en la próxima campaña de Navidad. Si los cálculos del estudio no fallan, Francia será el siguiente en la lista con un total de 997 millones de euros de pérdidas estimadas. Después se situará el comercio minorista alemán, con 924 millones de euros, y por último, Italia, donde el hurto tendrá un coste aproximado a los 690 millones de euros.

Cantidades que, sin embargo, aún distan y mucho de las esperadas en Estados Unidos. En el gigante norteamericano, los hurtos ejecutados durante la campaña navideña podrán llegara tener un coste de casi 7.000 millones de euros. Tanto es así que si se suman las pérdidas provocadas por los hurtos en Navidad en 19 países europeos y en Estados Unidos éstas podrían llegar a rozar los 13.000 millones de euros, según los cálculos del informe, lo que significaría un 4 por ciento más que las registradas en la última campaña de 2011. De ese total, unos 6.300 millones de euros (lo que equivale al 49 por ciento) corresponderán al hurto externo; más de 5.700 millones (es decir, el 45 por ciento), al hurto interno; y los más de 750 millones de euros restantes (casi el 6 por ciento) a los errores vinculados con la administración y a los fraudes en la cadena de suministro.

Datos estos últimos que difieren de los de España, donde el hurto interno es mucho menor. Lo que, sin embargo, no cambia entre nuestro país y nuestros vecinos europeos es el perfil del ladrón navideño. Un ladrón que además ha encontrado en la crisis económica un buen caldo de cultivo para revender los productos hurtados en mercadillos callejeros que, aunque ilegales, proliferan.

Precisamente, del análisis que el estudio ha hecho sobre el perfil del ladrón se desprende que los principales causantes del hurto en Navidad son ladrones profesionales y bandas organizadas capaces de llevar a cabo esa reventa. De forma individual, el perfil más habitual del ladrón navideño, hasta en un 52 por ciento de los casos, es el de un varón de entre 16 y 20 años. Mientras, las mujeres, aunque representan un porcentaje inferior, el 48 por ciento, suelen cometer hurtos de productos un 7,7 por ciento más caros que los hombres.

En general, el valor de los artículos hurtados durante estas fechas es superior al del resto del año. Según el estudio del Centre for Retail Research, los 10 productos que más se roban son, por este orden, bebidas alcohólicas, prendas de moda y accesorios, juguetes, perfumes y productos cosméticos, artículos electrónicos como smartphones o tablets, artículos de tocador masculinos como aftershave o cuchillas de afeitar e incluso productos alimenticios típicos de estas fechas, como carne, quesos o salmón, artículos de decoración navideños, cepillos de dientes electrónicos, relojes y joyas.

Hurtos que podrían comenzar a disminuir en España a partir del año próximo si el Gobierno aprueba la reforma del Código Penal que el titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón ya ha presentado ante el Consejo de Ministros y cuya finalidad es precisamente endurecerlas penas por esta falta que podría pasar a ser delito.

De hecho, la intención del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy es que el endurecimiento del Código Penal logre disuadir a los ladrones de guante blanco, que cada año provocan pérdidas millonarias al sector de la distribución en España, que actualmente es ya el quinto país de la Unión Europea con mayor número de hurtos registrados.

De hecho, el Barómetro del Hurto en la Distribución, también elaborado por Checkpoint, revela que el comercio de nuestro país registró una pérdida desconocida de 2.946 millones de euros entre julio de2010yjuniode2011, lo que supone un aumento del 7,7 por ciento respecto a un año antes.

De esa cantidad, prácticamente la mitad (49,6 por ciento) corresponde al hurto ocasionado por clientes y, lo restante, al hurto llevado a cabo por el propio personal del establecimiento.